¡DESARROLLAR TU MARCA ES MI PASIÓN!

Mi historia...

 No recuerdo exactamente cuando fue que comencé a internalizar que mi gran pasión era crear, pero si recuerdo cuando en undécimo grado un grupo de amigos nos sentamos a hablar sobre nuestras profesiones futuras. Fui la única que grité "Yo me visualizo trabajando detrás de cámara, teniendo mi empresa" Algo que en un grupo de bailarines y modelos sonó una frase un tanto extraña. Desde ese momento tuve claro como me veía, pero no sabía exactamente haciendo qué.

Decidí cursar estudios en Publicidad en la Universidad del Sagrado Corazón. En ese momento me vislumbraba administrando una agencia de publicidad. Mientras cursaba mis estudios me dediqué a coordinar y decorar actividades, también ofrecí talleres de modelaje, imagen y autoestima a jóvenes y adultas. En este último fue donde descubrí mi pasión por enseñar y motivar con mi famosa frase "si se puede". Todo estaba perfecto hasta que recordé que siempre quise ser empresaria, tener un lugar donde pudiese desarrollar mi tormenta de ideas sin ser limitada. 


En el año 2012 decidí emprender de manera parcial y justo ahí comenzó mi viaje hasta el lugar donde estoy hoy. Ese año inicié una tienda de ropa y artículos de mujer llamada Ghetto Chic. El concepto era de compra y venta por las redes sociales, para aquel entonces aún los negocios en las redes no tenían el auge actual. Nunca imaginé que un negocio que comenzó como una prueba o más bien un hobby, dos años mas tarde se iba a convertir en una marca reconocida, con oficinas de manejo y distribución, y que en solo sus primeros seis meses generaría más de $10,000 mensuales.


No obstante no siempre todo es color de rosa y dos años mas tarde me diagnosticaron la condición artritis reumatoidea en estado muy avanzado, lo cual ocasionó la pausa de todos mis proyectos. Mientras me recuperaba coqueteaba con la idea de volver a tener mi boutique pero no estaba totalmente decidida porque no sentía la misma pasión que al comienzo. En ese tiempo varios conocidos se me acercaron para que les ayudara con la presencia de sus negocios en internet. Fue justo ahí que descubrí no solo para lo que soy extremadamente buena, sino también mi verdadera pasión. Decidí prepararme estudiando para social media manager y certificarme en mercadeo digital. 


El resto es historia... Como pueden ver... ¡si se puede!.